Acerca del Proyecto de Investigación

Este proyecto de investigación es un intento por establecer las bases para el desarrollo de una teoría y práctica política de la arquitectura. Este objetivo puede parecer un tanto ambicioso, pero esta tarea no representa un fin en sí mismo, sino un trabajo no sólo necesario sino inevitable.

Una de las cosas más decisivas en una obra de arquitectura es la forma en que el arquitecto se posiciona en relación al mundo en que habita. El arquitecto debe ser ante todo un ser humano situado, con plena conciencia de su papel en el tiempo, el espacio y la sociedad. A mi parecer, este problema puede ser abordado en base a tres preguntas clave:

1)    ¿Dónde estamos hoy? Análisis

2)    ¿Qué es lo que debemos hacer? Programa

3)    ¿Cómo debe hacerse? Proyecto

Cada una de estas preguntas apunta hacia distintas tareas de investigación, que son una condición previa para dar a esas preguntas respuestas satisfactorias –aunque no definitivas. Para saber en qué tipo de realidad social vivimos y cuál es nuestra posición y rol en ella, tenemos que analizarla críticamente. Para saber qué podemos hacer para transformarla, tenemos que proponer alternativas. Y por último, para saber cómo poner en práctica estas alternativas, tenemos que aplicar un método.

1) ANALISIS (Primera etapa 1-2 años)

La primera etapa del proyecto de investigación tiene como objetivo la construcción de un modelo para la interpretación de la realidad de la arquitectura sobre todo en la segunda mitad del siglo XX y comienzos del siglo XXI, desde la perspectiva de sus procesos de producción concretos. Se trata de un análisis materialista histórico y sistemático del mundo-realidad[1] desde el punto de vista de la arquitectura, es decir, desde el punto de vista del medio humano construido. Este amplio análisis se llevará a cabo a través de un método de razonamiento dialéctico como una manifestación consciente del proceso dialéctico de la realidad misma. Las principales etapas de este análisis son:

a) Etapa Analítica: tiene como objetivo identificar la totalidad en movimiento (objeto de estudio) a ser analizado/descompuesto y determinar los niveles esenciales, categorías y conceptos elementales a través de un proceso general de abstracción. Al mismo tiempo, es fundamental localizar las conexiones internas entre los fenómenos analizados, es decir, la dinámica entre sus diferentes niveles, categorías y elementos. Por otra parte, el desciframiento de las contradicciones internas de la totalidad es uno de los aspectos más importantes de este análisis. A lo largo de todo el proceso, la forma lógica del método dialéctico debe subordinarse al objeto de estudio particular, aunque sin perder el marco general provisto por la teoría del materialismo histórico y su método.

b) Etapa Crítica: su objetivo es localizar las contradicciones internas entre los elementos fundamentales dentro de la totalidad, la unidad y el conflicto dentro de cada nivel, las categorías y los elementos, la acción recíproca entre ellos. Es una crítica de la tesis introductoria principal y un desarrollo de las principales preguntas e hipótesis, hasta llegar hasta sus elementos contradictorios mínimos e irreductibles.

c) Etapa Sintética: su objetivo es rearmar la totalidad en su movimiento, es decir, en los procesos y leyes objetivas (relaciones constantes) de su formación, transformación y evolución en el tiempo y el espacio. La reconstrucción de la dinámica de la totalidad analizada es una condición necesaria para el despliegue de la tesis (método de presentación).

Los niveles fundamentales de análisis se desarrollan de acuerdo a la interacción dialéctica entre Base y Superestructura: La estructura económica/material y la superestructura ideológica/mental (Marx). Sostengo que estos niveles no son suficientes cuando se trata del análisis de la arquitectura y su relación con fenómenos sociales más amplios. Siguiendo las ideas de Lefebvre a este respecto, los niveles esenciales a ser identificados en su autonomía relativa, no componen una estructura dual, sino una triada: Mental, SocialPerceptual. Lo que en términos marxianos probablemente significaría: la superestructura mental/ideológica, el modo de producción social o la estructura (relaciones de producción), y lo perceptual/base material (organización del trabajo humano) o infraestructura.

Estos tres niveles fundamentales pueden encontrarse en cualquier producto del trabajo humano, ninguna creación humana puede tener lugar sin existir simultáneamente en estos tres niveles, aunque la distinción sea puramente analítica. Por ejemplo, una idea, algo aparentemente sin forma, puramente mental y abstracto, no sería nada sin las condiciones materiales que hacen posible que un ser humano, individuo o grupo pueda elaborarla y, además, los medios materiales a través de los cuales estas ideas se difunden y relacionan entre sí (libros, medios de comunicación, y así sucesivamente). Asimismo, un edificio, algo más claramente material no sería nada sin las concepciones mentales, ideas, y las relaciones sociales que lo generan. A pesar de que el nivel Social no tiene prioridad sobre lo Mental y lo Perceptual, tiene la particularidad de ser el ámbito donde estas dos últimas categorías se funden en una sola experiencia. Y esto hasta el punto de que ni las ideas y los conceptos, ni los edificios y las cosas, pueden ser comprendidos de manera aislada, sino que se conviertan en reales sólo a través de las relaciones sociales entre los seres humanos.

Estos son algunos de los conceptos clave a ser analizados en cada nivel:

  • Mental: ideología (filosofía, religión) – orden institucional/el Estado (sistema legal/relaciones de propiedad, políticas, educativas) – cultura (arte, medios de comunicación, cultura de masas).
  • Social: vida cotidiana (consumo, reproducción) – relaciones de producción (burguesía, clase media/pequeña burguesía, proletariado/precarios) – Fuerzas productivas (fuerza de trabajo).
  • Perceptual: fenomenología (el cuerpo humano, sentidos externos, sentidos internos) – trabajo humano (abstracto, concreto) – tecnología (materiales, técnicas) – Fuerzas productivas (medios de producción) – relación con el entorno (segunda naturaleza o naturaleza socializada).

2) PROGRAMA (Segunda etapa 1-2 años)

La segunda etapa del proyecto de investigación pretende desarrollar un programa de arquitectura como una proposición con sentido. El programa es la lógica interna, la estructura, el orden, un conjunto de reglas que orienta la práctica de  la arquitectura. Se trata de una serie de proposiciones fundamentales que orienten la producción de la arquitectura y que se posicione con respecto al campo ideológico de la misma, particularmente en relación al problema del posmodernismo (como la forma cultural que toma el capitalismo global). Es importante tener en cuenta que el programa no tiene forma (en sentido figurativo), sino que construye las reglas que redefinen el modo de relación entre el ser humano y el mundo-realidad, como también entre el pasado y el futuro, entre lo existente y lo nuevo. El programa define el deber-ser de la arquitectura, es decir, los temas que debe tratar, los objetivos a los que debe aspirar, y los métodos más apropiados para alcanzar dichos objetivos. Las principales etapas son: 1) deber-ser (temas, objetivos, métodos), 2) cálculo lógico (reglas), 3) proposiciones fundamentales (sistema filosófico, sistema ideológico, sistema plástico).

3) PROYECTO (Tercera etapa 1-2 años)

La tercera etapa del proyecto de investigación tiene como objetivo poner en práctica los principios programáticos desarrollados anteriormente en proyectos de arquitectura, diseños y obras concretas. La diferencia entre programa y proyecto la define Isidro Suárez de la siguiente manera: el programa es la entelequia del proyecto y no a la inversa. Esto quiere decir que para poder elaborar un proyecto se debe haber formulado necesariamente un programa, y que este programa es a la vez un ejercicio y un resultado, un método y un producto. El programa es la estructura o lógica interna de un proyecto. El proyecto conceptual es la expresión particular del programa. El proyecto conceptual es una expresión específica del programa. Hay dos tipos de proyecto conceptual: 1) universal/formal (estudio de programa general), 2) particular/contenido (análisis en particular, estudio de programa particular), este tipo de proyectos no poseen lugar o tiempo específico realmente existente, son abstractos o formales. Entonces tenemos lo que llamo un proyecto específico en el que el punto de partida es el motivo o propósito que pone en marcha un diseño particular en un determinado lugar y tiempo.


[1] Para efectos metodológicos hago la distinción entre las nociones de “mundo” y “realidad”. La primera significa el ámbito de la percepción fenomenológica, despojado de cualquier tipo de estructura simbólica, y la segunda es la red socio-simbólica que media nuestra percepción del mundo. Así, en lugar de simplemente confundir el mundo y la realidad, podemos decir que nuestra experiencia del mundo consiste respirar, oler, tocar, saborear, escuchar, moverse y así sucesivamente, y nuestra experiencia de la realidad es todas estas cosas, pero pasadas a través de lenguaje y el pensamiento, por lo que la respiración me puede hacer sentir vivo y escuchar el ruido de la calle me puede hacer pensar que quiero ir a otro lugar, etc.

Una respuesta a Acerca del Proyecto de Investigación

  1. Andres Arn dijo:

    Aca te dejo una serie de cosas que vengo escribiendo sobre el mismo tema
    http://constructoresdelarevolucion.blogspot.com.ar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s